sábado, 29 de octubre de 2011

SERIES MÍTICAS VIII: EL COCHE FANTÁSTICO

"El coche fantástico es una trepidante aventura de un hombre que no existe, en un mundo lleno de peligros. Michael Knight, un joven solitario embarcado en una cruzada para salvar la causa de los inocentes, los indefensos, los débiles, dentro de un mundo de criminales que operan al margen de la ley".

¿Quién no reconoce inmediatamente estas palabras?. Efectivamente, hoy hablaremos de aquella inolvidable serie ochentera que en España se llamó El Coche Fantástico (y El Auto Increíble en Paraguay y México, y El Auto Fantástico en el resto de Hispanoamérica).

Constó de 90 episodios repartidos en 4 temporadas.

La trama gira en torno a las aventuras de Michael Long (David Hasselhoff), un detective que tras recibir un disparo en la cara es dado por muerto y abandonado en mitad del desierto. Entonces es recogido por los miembros de una misteriosa organización, que tras curarlo, le dan un nuevo rostro (parece que todos los Michael han de cambiarse la cara con cirugía) y una nueva identidad, la de Michael Knight. Su misión, encomendada por la Fundación para la Ley y el Orden: luchar contra el crimen con la ayuda de un coche artificialmente inteligente y parlanchín con personalidad propia: KITT (siglas de Knight Industries Two Thousand, o lo que es lo mismo, Industrias Knight Dosmil).


KITT tan pronto lanzaba el asiento de Michael por los aires, como saltaba cualquier tipo de obstáculos, descifraba la contraseña de una puerta blindada o lanzaba pequeños misiles.

Una de las cosas más extravagantes era que la Fundación para la que trabajaba Michael tenía una especie de oficina móvil en el interior de un camión. En su interior, siempre limpio e iluminado, solían viajar Devon Miles (Edward Mulhare) que era el jefe de Michael y quién le indicaba sus misiones, y Bonnie Barstow (Patricia McPherson), una joven y guapa mecánica que se encargaba de arreglar los desperfectos que sufría el coche.

Tras la emisión de la serie, mucha gente empezó a creer que el "tuning" podría dejar así su viejo Seat Panda... (¡angelitos!)

La serie, producida por Glen A. Larson (que ya produjera Galáctica Estrella de Combate), fue todo un hito para los adolescentes de los 80 y lanzó a la fama más absoluta a Hasselhoff.

Anécdotas:

Bonnie Barstow (Patricia McPherson) y April Curtis (Rebecca Holden) fueron las mecánicas de KITT en la serie. Bonnie estuvo en la primera, tercera y cuarta temporada, mientras que en la segunda temporada estuvo ausente porque Patricia McPherson tuvo graves diferencias con los ejecutivos. Fue reemplazada por Rebecca Holden interpretando a April, la cual no gustó a los seguidores de la serie y los ejecutivos decidieron traer de nuevo a Bonnie.

El ya fallecido Carlos Revilla era el doblador que ponía voz a KITT. Curiosamente, fue el mismo que dobló a Hommer Simpson en las primeras 11 temporadas de la popular serie animada.

En 1982 se estrenó una adaptación cinematográfica basada en la serie (éste fue el cartel promocional):


El coche utilizado como KITT era un Pontiac Firebird Trans Am retocado por el genial George Barris (que como ya apuntamos el otro día también fue el creador del Batmóvil de la serie clásica del hombre-murciélago). Pero... ¿sabías que en realidad se utilizaron varias docenas de coches para poder rodar la serie?. Unos pocos eran "normales", pero la mayoría eran solo chásis con carrocería (sin motor) destinados directamente a ser destrozados en las escenas de acción (como por ejemplo cuando KITT saltaba en el aire).

Actualmente todavía quedan cuatro réplicas oficiales del coche que se muestran regularmente en exposiciones por todo el mundo, eso sin contar que hay varios modelos más construidos por coleccionistas particulares (aunque normalmente en estos casos solo suelen imtar la parte externa).

"Diossss, que peste... ¡¡¡no pienso volver a comer fabada...!!!"

El coche también dispondría de un impresionante sistema de auto-limpieza de la carrocería, dado que cada vez que se revolcaba en el barro, segundos mas tarde aparecía completamente limpio y con una reluciente capa de cera.

Michael era el tipo con mas puntería del mundo. Podía lanzarse desde un piso 12 al asiento del coche entrando limpiamente a través de la ventana del techo, de no mas de 40cm de ancho, sin romperse jamás un brazo o una pierna ni cayéndose sobre el asfalto en vez de en el asiento (a esas distancias es muy difícil calcular).

Michael también debía ser el mejor conductor del mundo. Mucha gente se preguntaba como diablos podia aparcar el hombre con ese extraño volante de avioneta (pero aparcaba, aparcaba).

El botón que utilizaba Michael para saltar (TURBO) se apretaba segundos antes del salto, y KITT siempre saltaba en EL MOMENTO JUSTO. Nunca un poco antes, o un poco después. Daba igual cuando pulsase Michael el botón. El salto sería perfecto. Tampoco apretaba nunca el botón sin querer con el codo y se despeñaban por un barranco, o atropellaban una vieja.

David Hasselhoff, protagonista carismático

Podíamos observar que cuando KITT saltaba, en ocasiones parecía que no íba a caer bien y se íba a hacer puré. Pero tranquilos: cuando veíamos como aterrizaba podiamos comprobar no solo ya que caía perfectamente, sino que incluso aún lo encontrabamos más limpio.

A veces, cuando KITT íba a saltar por encima de otros coches aparcados, se podía observar una rampa de madera puesta ahi por alguien, para facilitarle el salto. Entonces, ¿para que rayos pulsaba Michael el "turbo"?

Después de uno de estos saltos, Michael siempre gritaba "WOW!". A pesar de que el coche había dado un salto "del copón" y lo predecible hubiera sido que Michael se partiera toda la piñata contra el salpicadero, éste solo daba unos pequeños botecitos en el asiento mientras decía "WOW!".



En el momento de mayor popularidad de la producción llegó incluso a aparecer una colección de cómics basada en la misma. Fueron editados por MC Ediciones (y aquí podéis ver lo que fue la colección completa):


Tampoco faltó el álbum de cromos de rigor (cita obligada en la época que nos ocupa):


Pocos años después de terminar la serie, hubo algunos amagos de plagios, solo que cambiando el medio de transporte. Uno fue El Halcón Callejero (con una motocicleta), y otro El Trueno Azul (con un helicóptero).

Lógicamente jamás llegarían a gozar ni de la mitad de la fama que tuvo El Coche Fantástico.

En el año 2008 hubo una continuación de la serie, protagonizada por Justin Bruening (hijo de Hasselhoff tanto en la ficción como en la vida real), y Deanna Russo como Sarah Graiman, antigua novia de Mike (hijo) e hija de Charles Graiman (interpretado por Bruce Davidson) quien es el creador del nuevo KITT.

Tampoco puede decirse que fuese un gran éxito de audiencia.

Los actores de la serie original recibieron diferente suerte después de dejar la serie. David Hasselhoff catapultó su carrera y protagonizó en los siguientes años Los vigilantes de la playa, serie donde interpretó al sempiterno Mitch Bukanan y donde se puede decir que acabó su carrera, ya que después de terminar la serie, su trayectoria se limitó a aparecer en alguna película mala y a ser jurado de realities americanos. Edward Mulhare, que interpretaba al jefe Devon, tampoco tuvo demasiada suerte y después de El Coche Fantástico apareció en alguna serie, aunque su carrera se dirigió después a Broadway.

2 comentarios:

  1. ¿Has visto la "colaboración" de David Hasselhoff en la próxima Fuga de cerebros ? http://chacalx.blogspot.com/2011/10/donde-esta-wally-no-donde-esta-el.html
    ¡Ains! Quien te ha visto y quien te ve.

    ResponderEliminar
  2. Está claro que los mejores tiempos de este hombre hace lustros que quedaron atrás...

    ResponderEliminar

Por favor, se ruega que seáis lo más respetuosos posibles en vuestros comentarios, ya que aquellos que sean violentos, racistas o deliberadamente ofensivos no son bienvenidos en este blog, por lo que en ningún caso serán publicados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...