martes, 29 de noviembre de 2011

SERIES MÍTICAS XI: KUNG FU

  Esta sección se enorgullece hoy de rescatar a otro icónico personaje con pensión completa en el imaginario colectivo. Me estoy refiriendo a Kwai Chang Caine, también conocido como "pequeño saltamontes"... ¿adivináis ya de que mítica serie de TV estamos hablando? Efectivamente señores: hoy presentamos... Kung fu!!!.

Kung Fu fue una premiada producción estadounidense emitida entre 1972 y 1975 y protagonizada por el ya desaparecido David Carradine.

Fue creada por Ed Spielman, dirigida por Jerry Thorpe y desarrollada por Herman Miller, quien fue además escritor y coproductor de la misma.

Constó de un capítulo piloto (que se estrenó como película de televisión) más 62 capítulos divididos en tres temporadas.

La trama se basa en las aventuras de Kwai Chang Caine, un monje Shaolín nacido en la China Imperial (intepretado por David Carradine en su situación de adulto, Keith Carradine como joven y Radames Pera como niño), que llega al oeste estadounidense a fines del siglo XIX. Viaja con una chaqueta raída y una mochila en la que atesora una flauta, alguna medicina y antiguas armas de combate, además de la sabiduría que sus maestros le transmitieron desde que fue entregado a una vida donde cuerpo y espíritu debían, finalmente, confundirse.

El forastero de ojos rasgados esconde un secreto, la razón por la que escapa y por la que no podrá volver jamás (haber huido de China tras poner las autoridades precio a su cabeza), principio de un éxodo que terminará convirtiéndolo, también en la nueva tierra, en un prófugo. Odia la violencia, pero sin embargo siempre termina protagonizando situaciones en las que no tiene otra salida que aplicarla, como sólo él sabe hacerlo.

Aquí vemos al pequeño saltamontes haciéndose mala sangre ante una injusticia

Keye Luke, como el maestro Po, y Philip Ahn, como el maestro Kan, eran también miembros regulares de la serie.

Los responsables de dar una estética a esta variante del spaghetti western aderezada por la filosofía y las artes marciales orientales (de un año antes es el clásico El sol rojo, que mezclaba vaqueros con samuráis) aprovecharon el uso de la cámara lenta para las escenas de combate (en el mismo sentido que el director Sam Peckinpah en sus películas), el sol en contraluz, así como los flashbacks, secuencias que se remontan al pasado (en las que como digo los maestros apodaban a su discípulo pequeño saltamontes) y que son clave para entender el presente. Así quedaría perfilado el fugitivo extranjero, perdido en un árido y hostil territorio marcado a fuego por la corrupción y la violencia. Filosofía oriental en boca de Caine, pero en especial de su maestro ciego Po, que recitaron cientos de frases cargadas de misticismo que fascinaron al gran público.

Aquí os dejo su inolvidable intro (en versión original):


Y aquí una simpática parodia:


Las anécdotas: el mítico artista marcial Bruce Lee estaba desarrollando una idea para un western televisivo para la Warner que se llamaría The warrior (El guerrero), donde él seria el protagonista; pero la Warner terminó abandonando la idea, que tiempo después sería retomada por los citados Ed Spielman y Jerry Thorpe y llevada a la televisión con el ya defivitivo nombre de Kung fu. Para la posteridad quedaría la leyenda de que al final se designó a David Carradine para el papel, siendo discriminado Lee por su ascendencia china, no bien vista en los foros americanos de la época.

Keith Carradine (en la vida real hermanastro del protagonista y que lo interpretaba de joven -ver intro-), muchos años después sería también el agente del FBI Frank Lundy en la magnífica serie televisiva Dexter, en la que investigaba los crímenes del protagonista (además de tener una relación con su hermana, la agente Debra Morgan).

En sus 62 episodios aparecen diversos artistas invitados, algunos de los cuales alcanzarían con el tiempo gran fama internacional, mucho mayor de la que tenían el la época de esta serie. Entre ellos cabe destacar a Harrison Ford, William Shatner y José Feliciano.

Le llamaban "pequeño saltamontes" cuando estaba más verde...

La serie terminó después de tres exitosas temporadas en junio de 1975, por la simple y única razón de que Carradine estaba agotado físicamente (con el tiempo admitiría haber recibido durante el rodajemás golpes de los que esperaba).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se ruega que seáis lo más respetuosos posibles en vuestros comentarios, ya que aquellos que sean violentos, racistas o deliberadamente ofensivos no son bienvenidos en este blog, por lo que en ningún caso serán publicados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...