Páginas vistas en total

miércoles, 2 de noviembre de 2011

LA HISTORIA DE LOS CROSSOVERS MARVEL/DC (2ª PARTE)

 A finales de los años 70 y principios de los 80, las buenas relaciones entre Marvel y DC propiciaron una serie de especiales (ver aquí) que atrajeron por igual a los lectores de ambas editoriales y supusieron un gran éxito de ventas.

Superman vs. Spider-man, Batman vs. Hulk, Spider-man vs. Superman y, sobre todo, La Patrulla-X vs. Los Nuevos Titanes (publicado en el momento de mayor auge de ambas series) hicieron que los lectores soñaran con un Vengadores vs. La Liga de la Justicia de América.

Len Wein y Mark Gruenwald negociaron este esperado crossover y lo pusieron en manos de Gerry Conway y George Pérez, dibujante que conocía de sobra ambos universos.

Todo parecía ir bien hasta que Jim Shooter, editor en jefe de Marvel, se metió por medio y empezó a rechazar sistematicamente los guiones que Gerry Conway, a través de DC, iba enviando.

Tras meses de constantes tiras y aflojas, George Pérez dibujó algo más de una veintena de páginas que fueron rechazadas en su mayoría por Shooter.

Conway
también se hartó del proyecto y lo sustituyó Roy Thomas, cuyos cambios en el argumento no acababan de convencer a Pérez.

Al final, el dibujante se bajó del carro con la firme promesa de no volver a trabajar para Marvel mientras Shooter dirigiera la editorial. Las relaciones entre las dos empresas se rompieron y, junto con Vengadores vs. La Liga de la Justicia, se fueron al traste otros proyectos.

Aquellas 21 maravillosas páginas que George Pérez llegara a dibujar para el truncado proyecto (ver imagen superior) permanecieron inéditas durante muchos años, hasta que finalmente fueron publicadas como extra en la edición especial JLA/Avengers: The Collector’s Edition (LJA/Vengadores: Edición de Coleccionista).

El caso, es que durante más de una década esas malas relaciones entre Marvel y DC imposibilitaron nuevas colaboraciones entre ellas, hasta que curiosamente, a mediados de los años 90 (una época, todo séa dicho, ciertamente nefasta para el cómic de superhéroes), volvió a imponerse en el mercado la moda de los crossovers.

Pero como digo, los tiempos habían cambiado mucho, y las exigencias de calidad también, de modo que lo que algunos años atrás en la industria se consideraban auténticos acontecimientos (y como tales se narraban con buenas historias y mejores dibujos), ahora eran unos simples "sacacuartos" infumables.

Así, asistimos a un interminable desfile de mediocres encuentros entre personajes de ambas compañias: que si Batman ahora con El Castigador, luego con Daredevil y más tarde con Spider-Man (con estos dos últimos volvería a cruzarse poco después), que si entonces Superman primero con Estela Plateada, y Superman después con Los 4 Fantásticos, que si Darkseid vs. Galactus... (fueron tantos y la mayoría tan flojos, que espero que sabréis disculpar que solo mencione algunos de pasada).

También en 1996 ambas editoriales harían su apuesta más ambiciosa. Así nace DC vs Marvel. Esta sería una serie de 4 capítulos, en la que básicamente, dos hermanos encarnan a cada una de las editoriales y sus universos, y deciden enfrentar a sus respectivos héroes para decidir cuál es el ganador.


Algunos enfrentamientos fueron decididos por el público y otros por cónclaves de guionistas y artistas, dando tres triunfos para cada editorial. Sin embargo, este megacrossover iría más allá. En medio del enfrentamiento de Batman y el Capitán América, ambos universos comenzaron a fusionarse, naciendo un nuevo plano, llamado Amalgam.


En él, surgieron mezclas de personajes de ambas editoriales y surgieron personajes tan extraños como Super Soldier, una mezcla entre Superman y el Capitán América; Dark Claw, la de Batman y Lobezno; Spider-Boy, la de Superboy y Spider-Man; Amazon, la de Wonder Woman y Tormenta; y hasta Lobo The Duck, entre el último czarniano, Lobo y el Pato Howard.

Aquí vemos algunos ejemplares de la citada línea Amalgam

Menos mal que estas mezcolanzas no pasaron más allá de un número uno por título, y fue más bien un ejercicio creativo de este histórico megacrossover entre las dos principales editoriales de la industria.

Pero si hay dos crossovers de esta etapa que merezcan destacarse sobre los demás, sin duda se tratan del interesante Hulk vs. Superman (con guión de Roger Stern y arte de Steve Rude y Al Milgrom), una historia de 48 páginas aparecida en 1999, que si bien tampoco llega a la categoría de obra maestra hay que reconocer que es muy entretenida de leer, y el esperadísimo Vengadores/Liga de la Justicia, deuda histórica que se venía retrasando desde su polémico cese en los 80. De este modo, Pérez pudo retomar el viejo proyecto, pero esta vez con Kurt Busiek al guión.

Vale, tampoco es una obra maestra (supongo que tras 20 años de espera, las espectativas estaban demasiado altas), pero ciertamente es un tebeo bien hecho, y en ningún momento decae el interés del lector.


Como digo, para mí, de esta etapa solo se salvan de la quema estos dos.

2 comentarios:

  1. MUY BUENO TU BLOG, NO TENIA IDEA DE ESTOS PROYECTOS QUE TUVIERON MARVEL Y DC. GRACIAS POR LA INFORMACION

    ResponderEliminar
  2. muy bueno, me gustaría saber más sobre estos crossover, ¿a partir del 2000 hay nuevos crossovers? siento que después del 2000 resurgieron con más fuerza muchos comics tanto de DC cómo de Marvel, aunque para ser sincero me gusta más Marvel, siento que el si explota mucho sus personajes

    ResponderEliminar

Por favor, se ruega que seáis lo más respetuosos posibles en vuestros comentarios, ya que aquellos que sean violentos, racistas o deliberadamente ofensivos no son bienvenidos en este blog, por lo que en ningún caso serán publicados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...