Páginas vistas en total

viernes, 10 de febrero de 2012

PELÍCULAS QUE ME ASUSTARON


Desde niño, siempre he tenido una especial predilección por el cine fantástico, englobando en dicho género tanto el de ciencia ficción como el de terror. Tal circunstancia me ha llevado a visionar, a través de los años, una ingente cantidad de títulos. Si bien hay que reconocer que en el cine de terror demasiadas propuestas rayan el más absoluto de los ridículos, tampoco es menos cierto que en otras ocasiones (pocas), algunos títulos nos impactan de tal modo -en especial ciertas escenas concretas- que se clavan para siempre en nuestras retinas convirtiéndose en el perfecto caldo de cultivo de nuestras peores pesadillas.

Así, hoy quisiera presentaros un pequeño ranking de películas que en un momento u otro de mi vida tuvieron la inquietante virtud de asustarme. Las he ordenado en sentido inverso (del 3 al 1), para ir escalando posiciones en el pódium de menos a más. A ver que os parece mi particular selección...

En tercer lugar he situado un filme (que sé que a priori puede extrañar a más de uno encontrarlo aquí por sus moderados efectos especiales y discreta repercusión mediática). No es de las más conocidas, lo reconozco. En su día pasó casi desapercibida por coincidir en el tiempo con otros títulos de mayor impacto comercial como Poltergeist, La noche de Halloween o Viernes 13. Una inoportuna coincidencia temporal que se erige, a mi juicio, como la única justificación posible a la escasísima resonancia que tuvo. Tampoco es de las más espectaculares, pero he de admitir que hace ya unos cuantos años consiguió inquietarme bastante, sobre todo cuando la persona que me la hizo descubrir me dejó caer que (supuestamente) estaba basada en HECHOS REALES (acontecidos a mediados de los años 70).

Se dice que para llevar la historia al cine tan sólo se modificaron los nombres de los protagonistas, pero parece ser que la mujer en la que se centra la trama exíste realmente, como se explica en los créditos finales.

Estoy hablando de The Entity (El Ente).


La película, dirigida por Sidney J. Furie en 1982, narra la extraña historia de Carla Moran (Barbara Hershey), una madre soltera que afirma que cuando por las noches se queda sola en su habitación, una poderosa fuerza invisible la golpea, la lanza sobre la cama y la viola brutalmente (aparentemente acompañado de dos fuerzas menores que afirman sus piernas) mientras su rostro es presionado por su almohada para impedir que grite.

Carla decide entonces visitar a un psiquiatra, el Dr. Sneiderman (Ron Silver). Sneiderman y Carla creen que puede ser solo una experiencia de alguien que sufre de erotofobia (temor al sexo), por lo que ponen en marcha toda una serie de elaboradas pruebas que puedan corroborar dicha teoría. Sin embargo, finalmente la realidad se revelerá mucho más aterradora...

Aquí está el trailer original (aunque la verdad es que creo que no le hace demasiada justicia):


Como digo, en su momento se me antojó especialmente aterradora por lo que sin duda ostentaría uno de los primeros puestos entre las que más me asustaron (aunque hoy en día quizá podría compartir este 3º puesto del ranking con alguna otra que también "tiene tela", como la inquietante ¿Quién puede matar a un niño? del gran Ibañez Serrador, por citar otra que hace años también me hizo "sudar frío").


Se rumorea que en la actualidad estarían preparando un remake de El Ente. Ya veremos si finalmente se hace, y como.

En segundo lugar una "un poco" más conocida: The Exorcist (El Exorcista).

Y más concretamente me refiero a la versión que presenta el montaje del director, que contiene ciertas escenas bastante aterradoras que no tiene la "clásica" -como esa en la que la protagonista baja velozmente las escaleras de su casa boca arriba y andando a cuatro patas-, además de que en dicha revisión el doblaje español es mucho más crudo que en "la de toda la vida").


¿Qué más puedo deciros de este mega-clásico que no sepáis ya de sobra? (Su portada ya es todo un clásico por derecho propio, y su banda sonora -a cargo de Mike Olfield- también). Dirigida por William Friedkin en 1973, su guión se basa en la novela del mismo título de William Peter Blatty.

Chris MacNeil (Ellen Burstyn), una actriz en Georgetown, nota cambios dramáticos y peligrosos en el comportamiento de sus hija de 12 años, Regan MacNeil (Linda Blair). Regan tiene una convulsión, a continuación, muestra poderes sobrenaturales como la levitación y una gran fuerza. Regan maldice en una voz masculina demoníaca. Su madre, inicialmente cree que los cambios están relacionados con la pubertad, pero los médicos sospechan que es una lesión en el cerebro. Regan soporta una serie de desagradables pruebas médicas. Cuando los rayos X no muestran nada fuera de lo común, un médico informa que Regan tiene que ser llevada a un psiquiatra. Se suceden los sucesos paranormales, que incluyen la cama de Regan sacudiendo violentamente, ruidos extraños, y diversos movimientos inexplicables.

Cuando todas las explicaciones médicas se han agotado, un médico le recomienda un exorcismo, lo que sugiere que si se presentan síntomas de Regan son el resultado psicosomático de una creencia en la posesión demoníaca, entonces tal vez un exorcismo tendría el efecto de acabar con ellos. En su desesperación, Chris consulta al padre Karras, ya que es a la vez un sacerdote y un psiquiatra. Durante un período en el que el padre Karras observa a Regan, que se refiere constantemente a sí misma como El Diablo, Karras inicialmente cree que ella sufre de psicosis, hasta que la registra hablando en un idioma extraño que resulta ser Inglés hablado al revés. A pesar de sus dudas, Karras decide solicitar el permiso de la Iglesia para llevar a cabo un exorcismo.

Blatty, el autor de la novela original, explicó que para la historia se inspiró en HECHOS VERÍDICOS en los cuales trabajó cuando aún era estudiante universitario, sobre informes de un exorcismo real ocurrido en la localidad de Mount Rainier, Washington en 1949, del que en su momento informó el diario Washington Post. En el caso, la persona poseída era un niño de catorce años de edad llamado Robbie Mannheim, que sufrió alteraciones en su personalidad, por lo cual, se le practicaron varios exorcismos en un lapso de tres meses. Os diré que en su día ví un documental en el que analizaban el caso "real", e incluso íban con Linda Blair (la protagonista de El Exorcista) al solar en el que un día estaba la casa donde habrían sucedido los hechos, y en mitad de la entrevista ella encontraba entre la hierba un medallón con un crucifijo de oro y se quedaba realmente impactada. Eso me impresionó bastante.

Volviendo al tema de la película propiamente dicha: puré de guisantes a mansalva, giros de cabeza de 180 grados, levitaciones, blasfemias, y sobre todo, una pequeña y gélida habitación cerrada a cal y canto que se antoja absolutamente claustrofóbica...

Ya lo dijo Alaska: "Tengo los huesos desencajados, el fémur tengo muy dislocado;
tengo el cuerpo muy mal, pero una gran vida social..."

Como anécdota, os diré que en el estreno, numerosos espectadores sufrieron ataques de nervios y los propietarios de las salas de exhibición decidieron, como reclamo publicitario, apostar a las puertas ambulancias con camillas y enfermeros para atender a los eventuales espectadores desmayados.

La película originó una serie de secuelas de calidad irregular, así como incluso una delirante revisión cómica (con la misma protagonista y el inclasificable Leslie Nielsen en el papel de exorcista) que aquí se llamó Reposeida, pero ninguna de ellas se aproximaría ni de lejos al éxito arrollador de la original. Aquí tenéis el trailer:


Y ahora, el primer puesto del ranking. Aquí sí que no he dudado lo más mínimo. Amiguitos, puedo aseguraros que en mi vida he visto una película que de más "canguelo" (al menos a mí) que The Ring (La Señal en España, La LLamada en Argentina y El Aro en el resto de Hispanoamérica).


Dirigida por Gore Verbinski en 2002, se trata de un remake de la cinta japonesa RINGU (1998), que también asusta lo suyo, aunque a mí me impactó más la americana. Además, sirvió como pistoletazo de salida para toda una serie de producciones (japonesas y/o americanas) protagonizadas por fantasmas de niñas o adolescentes pálidas y despeinadas todas cortadas por el mismo patrón (La Maldición, El Grito, Dark Water, Llamada Perdida, etc).


Desde el estreno de la película en Japón, hasta la producción americana, se han hecho diversas especulaciones en cuanto a la posibilidad de que esta película también esté basada en HECHOS REALES o bien, en algún mito urbano, llegando a atribuírsele la responsabilidad por algunas muertes misteriosas en algunas zonas del continente asiático, e incluso llegó a especularse que también se habían visto involucradas algunas zonas de América sobre todo en Norte y Centroamérica. Después de numerosas investigaciones, se le ha preguntado directamente al escritor de las novelas originales Kôji Suzuki, el cual ha aclarado siempre que pese a que agradece la pasión con la que los fans han acogido la historia, intentando buscarle explicaciones racionales y cabida dentro del mundo real, esta no está basada en ningún mito o leyenda. Sin duda una reconfortante aclaración, (aún así, he de deciros que en cierta ocasión una persona me contó que una noche tuvo que cruzar por un camino de monte sin iluminación de ningún tipo, y cuando pasaba junto a una finca en la que se vislumbraba un viejo pozo se acordó de cierta escena de esta película, sugestionándose de tal modo que tuvo que salir de allí por piés).


La trama gira en torno a una misteriosa cinta de video con imágenes de pesadilla, que parece ser la causa de la muerte de cuatro jóvenes en extrañas circunstancias.
La tía de uno de ellos, Rachel Keller (Naomi Watts) que además es periodista, consigue hacerse con la cinta. Tras visionarla recibe una terrorífica llamada telefónica, que con inquietante voz infantil le advierte que en el plazo de una semana morirá. A partir de éste punto, Rachel emprende una vertiginosa investigación contra reloj para desentrañar el intrincado misterio y salvar la vida. No tardará en descubrir la inquietante historia de una niña asesinada llamada Samara Morgan...

¿Qué queréis que os diga, ilustres compañeros?. Después de verla estuve como quince días durmiendo con un ojo abierto, imaginando que junto a mi cama podía aparecer una imágen como esta:


La película -aparte de ser concienzudamente parodiada en Scary Movie 3- tuvo una secuela que, aunque también contaba con tres o cuatro momentos bastante aterradores, en mi opinión es bastante más floja que la que nos ocupa. Ahora parece ser que están próximos a estrenar la tercera parte. Por lo de pronto, aquí os dejo el trailer de la original:


Y en resúmen, estas son las tres películas que más me han asustado (o cuatro, si tienes en cuenta la mencionada ¿Quién puede matar a un niño?). Ahora, amiguito, me gustaría conocer las tuyas. ¿Te animas a escribirlas en comentarios? y te aconsejo que no dejes de hacerlo, o de lo contrario quizás se enfade contigo esa niña tan pálida y despeinada que ahora mismo está a tu espalda.

8 comentarios:

  1. No conocía El Ente, habrá que echarle un vistazo.
    Las que me ponen muy mal cuerpo, y hablo de ahora mismo ya mayorcito, son las de zombis que corren.
    La de El Amanecer de los muertos, de Zack Snyder me sobrecoge. La escena inicial, la de la cría, me da pavor.
    Un día mi hija entró a nuestro dormitorio así y casi me dio un ataque. Jajaja ¡Qué susto me pegué!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Cuanto miedito!! A mi me encanta el cine fantastico, pero el terror... es otra cosa. No veo este tipo de pelis porque soy ALTAMENTE SUGESTIONABLE. Solo te digo dos anecdotas, una, en un foro de cine en que estuve, un chico tenia una firma de "La novia de Chucky", el muñeco diabolico. Solo el gif de su firma me tuvo como dos noches sin dormir. Un dia, mi hermana me hablo de una peli superenferma y gore, de la que igual has oido hablar, "El ciempies humano". Solo con lo que me dijo, y con alguna reseña que lei por Internet, ya no dormi en toda la noche. Vamos, que como para ver las pelis, imaginate.

    ResponderEliminar
  3. Aunque yo siempre he sido aficionado al fantástico, de pequeño me daba miedo el cine de terror, por lo que no me acerqué a él hasta rozar la pubertad. En aquella época (primeros 80) me impresionaron varias películas del género, pero conforme crecí le perdí "respeto" al cine de terror. Es muy difícil que hoy en día me asuste una de esas películas (y a veces, me gustaría), más aún con la poca imaginación que suelen tener sus autores.
    De aquella época en la que comencé a interesarme por el cine de terror coincido contigo en "El ente", que ya vi directamente en VHS. También me enervó "El resplandor" y, en general, me impresionaba mucho el cine fantástico que veía en espacios como "La clave", "Mis terrores favoritos" o "Sábado Cine" (imposible olvidar el primer visionado de "El planeta de los simios").
    "El exorcista" siempre me ha parecido una película inquietante, pero no es de mis preferidas. Me cansa la temática satánico-cristiana y prefiero "La profecía".
    Del cine oriental más reciente he visto varias, la primera de ellas precisamente "La señal". En un principio me parecieron interesantes y originales, pero al final acabaron cansándome. Además, me niego a ver los remakes americanos porque me parece muy egoista por parte de los yankees que vuelvan a rodar su versión de una película reciente.
    También recuerdo haber pasado un mal rato con "Posesión infernal", una película que hoy en día me resulta prescindible. He acabado cogiéndole manía a Raimi. Reflexionando ahora, me doy cuenta de que casi todos estos largometrajes los vi ya en vídeo. Al cine supongo que tardé más en ir a ver pelis de terror,

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo es posible? ¡He olvidado una de mis grandes películas de terror favoritas! Vi "La casa encantada" algo más mayorcito (alrededor de 1990) y todavía consiguió impresionarme. Esta es la entrada que le dediqué en mi blog, si se me permite autopublicitarme: http://castilloruthwen.blogspot.com/2010/11/libros-y-cine-cine-y-libros-iii.html
    Para mí es una lección magistral de cine de este género sin necesidad de monigotes ni complicados efectos especiales. Casi todo está sugerido... Se la recomiendo a Nerea porque me parece una película muy elegante y de buen gusto...

    ResponderEliminar
  5. Hace unos días que he visto "La mujer de negro" y me ha dejado un buen regustillo. Aunque no se escapa de casi todas las convenciones del género, me ha gustado la estética tan sombría y tiene dos o tres buenos sustos (¡sobre todo al final!)

    ResponderEliminar
  6. "El Ente", no la conozco, tendré que verla.
    Entre mis favoritas están "El resplandor", por supuesto,"Quién puede matar a un niño", "Los otros", quizás alla alguna más que ahora no recuerdo.
    Ahora estoy empezando a ver películas de terror que me había gustado en mi infancia, con mi hija de 9 años y la verdad, estoy decepcionada, qué impresionables somos de pequeños.
    Hoy he terminado de ver "Mamá" y digo que he termindado, porque la empecé a ver hace más de una semana, y me ha decepcionado tanto que me costó terminar de verla. Es una película totalmente predecible y los efectos especiales dejan mucho que desear.

    ResponderEliminar
  7. Pues a mi las 3 que más me gustan son: Arrastrame al infierno (de Ram Raimi por cierto, el dirwctor de la triología de Spiderman), Insidious y Sinister. Os recomiendo las 3 encarecidamente. Son las 3 geniales!!!!

    ResponderEliminar
  8. Pues ami me encanta aunque. Me quede sin dormir, mis preferidas son de que mas miedo me de The ring (la niña del pozo) la llamada perdida. Solo y tengo ganas de ver, viernes 13 y psicosis

    ResponderEliminar

Por favor, se ruega que seáis lo más respetuosos posibles en vuestros comentarios, ya que aquellos que sean violentos, racistas o deliberadamente ofensivos no son bienvenidos en este blog, por lo que en ningún caso serán publicados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...