sábado, 1 de septiembre de 2012

JUEGOS DE MESA MÍTICOS: EN BUSCA DEL IMPERIO COBRA


Otra de las asignaturas pendientes que sin duda hacía tiempo que tenía este blog era la de reseñar algunos de los juegos de mesa más icónicos de nuestra infancia. Por tanto, ya os adelanto que a partir de hoy tengo intención, poco a poco, de ir repasando algunos de los que más me hicieron disfrutar en aquellos días. Y una elección que me parece perfecta para comenzar es analizar el que está considerado como todo un icono ochentero de los juegos de tablero: En Busca del Imperio Cobra, (diseñado por Pepe Pineda -e ilustrado por Isidre Moné- para Cefa, una de las jugueteras más prolíficas en este tipo de productos). Concretamente fue estrenado en 1984 (llegando a ganar el Trofeo Aro de Bronce "Al juego de mayor exito del año").

Probablemente la mecánica del juego no era nada de otro mundo y en comparación con otros del mismo tipo, no tenía demasiadas opciones. Pero sin duda lo que lo convirtió en uno de los preferidos de la chavalería fue su estética cinematográfica y la trepidante historia que envolvía el juego (que nos remitía a un mundo de fantasía donde se unían magia y tecnología a partes iguales).

El Imperio había vuelto. El secreto de su poder era el Ojo Mágico. Éste estaba guardado y vigilado en la Isla Cobra, y protegido por los temibles Hombres-Cobra, seres dotados de grandes poderes mágicos.
 
 
El camino ofrecía peligros y luchas constantes, debiendo superar los jugadores las Tres Pruebas que el Oráculo determinase. Así, monstruos prehistóricos, ciudades encantadas y fuerzas sobrenaturales eran los elementos que te íbas encontrado en tu camino, pero también los dioses te íban ayudando a conseguir las armas, amuletos y otros poderes mágicos para llegar a buen fin. Era entonces cuando, después de luchar contra los guardianes (los citados Hombres-Cobra), podías entrar en el Templo y arrancar el Ojo Mágico de la Cobra, siendo el vencedor, el primero que lo conseguía.
 
 
En su formato grande, también llamado Deluxe (caja rectangular), podía ser jugado por hasta cuatro personas, siempre y cuando una tomara el rol de “los malos”. Los tres héroes restantes partían de tres islas diferentes: una árida, otra boscosa y una tercera, glacial. Todos debían tirar los dados en cada turno y avanzar, con la excepción de cuando saliera 1, 3 o 5, momento en el cual el jugador sacaba una carta. El tema de las cartas merece explicación aparte. Había dos mazos, uno para los buenos y otro para el villano. Algunas cartas tenían trucos que nos podían facilitar el avance en el juego (tormentas de arena, alejamiento de los personajes malvados y, la más deseada, Nautilius) y otras eran armas que nos servían para cumplir misiones. Cada héroe debía cumplir tres misiones elegidas al azar por un oráculo y que consistían en enfrentar a tres monstruos de las diferentes islas con armas particulares.


Una vez cumplidas las misiones (o usando a Nautilius) el héroe iba a la isla del Imperio Cobra y debía enfrentarse a la Cobra Rey y a sus guardias. Básicamente ese era el juego, que llevaba alrededor de una hora por partida. Luego de ser jugado varias veces se tornaba algo reiterativo, es cierto, pero lo genial de El Imperio Cobra, era la capacidad de su reglamento para ser alterado. Así, lo normal era que cada uno modificara tarde o temprano las reglas para hacer más entretenido el juego y eso era lo que lo hacía especial.

También existió una conocida secuela de este juego llamada Huida del Imperio Cobra II, aparecida sólo dos años después del estreno en el mercado del primero.

El objetivo de esta nueva entrega (que continuaba justo donde terminaba el otro), era conseguir salir de la cripta del templo antes de que se cerrara, para no quedar atrapados en su interior para siempre. Como gran novedad, el nuevo tablero ofrecía un formato "tridimensional" (tipo pop-ups) y unos originales discos giratorios, algo completamente innovador para la época.

Algún tiempo después aún vería la luz Isla Cobra: El Mar de la Niebla, la tercera parte de la saga, que pasó mucho más desapercibida quizá por ser un juego para niños más pequeños (temática más infantil y con unas reglas más sencillas).

Aún así, no son pocos los coleccionistas que tratan de hacerse con él a toda costa para completar la preciada trilogía.

Por fortuna para aquellos que no dan con los originales, o sencillamente no están dispuestos a desembolsar las "pequeñas fortunas" que hoy piden por ellos en internet, siempre queda la socorrida reedición titulada Imperio Cobra 2005 Edition Box. Vale que su (retocado) diseño probablemente no esté a la altura del de su mítico predecesor, pero al menos cumple con bastante dignidad su cometido: lanzar una tabla de náufrago a nuestra apurada nostalgia.


¿Y vosotros, queridos amiguitos...?, ¿jugásteis alguna vez a alguna de estas versiones de El Imperio Cobra?.

9 comentarios:

  1. ¡Vaya que sí jugué! Aún lo conservo. Por cierto, no sé si te he dicho que soy un gran apasionado de los juegos de tablero y que tengo un blog sobre ellos: http://ludotecaruthwen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. OOOOHHHHH ¡¡¡DIOS MIO!!! Que gratos recuerdos de mi infancia me has hecho recuperar, esto te lo destaco en el facebook YA MISMO.

    ResponderEliminar
  3. yo poseo los dos y el primero fue al que le saque más rendimiento, jugando con mis primos y amigos. La verdad es recuerdo algunas de las misiones como contra el gigante polifemo y demás... francamente buen articulo, hasta podria decir emotivo y felicitarte por la sección y por el blog.

    http://xonxoworld.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. ¿Una tercera parte?...Tengo que encontrarla.

    ResponderEliminar
  5. No sé cuántas horas me pasé jugando a esto, pero seguro que fueron muchas, tanto solo (?) como en compañía. Sin duda, era mi juego de tablero favorito (por todo el rollo de la fantasía heroica y eso...). Sinceramente, no recuerdo qué fue de él (caería en las garras de mi madre, seguro :D).

    Gran post, Jonathan. Te felicito.

    Saludos llaneros.

    ResponderEliminar
  6. Hola a tod@s:

    Buscamos gente que tenga antiguos juegos Cefa para montar una exposición colectiva y antológica durante un día en el 7º Festival Internacional de Juegos Córdoba 2012. Sería estupendo poder verlos todos reunidos.


    Toda la información:
    http://www.jugamostodos.org/index.php?option=com_content&task=view&id=3571&Itemid=100

    Esperamos ayuda, a ver cuántos podemos exhibir. Que cualquier persona que tenga juegos Cefa contacte con nosotros por favor.Recompensaremos la ayuda de quienes colaboren con nosotros :o)

    Por favor difundidlo, corred la voz, gracias, ¡y nos jugamos!

    Asociación Cultural Jugamos Tod@s - Córdoba
    www.jugamostodos.org
    Festival Internacional de Juegos Córdoba
    www.festivaldejuegoscordoba.es

    ResponderEliminar
  7. Pero si era aburridísimo... Os puede la nostalgia chicos. Yo tuve el primero y el segundo, este último casi parecía más entretenido. Juntando los dos, aún se podía hacer algo... Pero os pongáis como os pongáis no había por donde cogerlo.

    Feferino

    ResponderEliminar
  8. Pues yo tengo los dos primeros (los buenos),el del mar de la niebla sabía que existía porque salía anunciado cuando te comprabas algunos juegos de CEFA.Los conservo bastante bien guardados,y hace 3 años jugué yo solo unas partidas por aburrimiento y me lo pasé bastante bien,la verdad.Me gustaba mucho más la primera parte,la huída era corta y simple,aunque tenía su que.También tengo otro de cefa que se llama Dagon,aunque ese no molaba tanto.

    ResponderEliminar
  9. Si me lo permitís,aquí va el enlace con mi reseña de este legendario juego:

    http://tpksharkrpg.blogspot.com.es/2013/09/juegos-de-mesa-en-busca-del-imperio.html

    Saludos

    ResponderEliminar

Por favor, se ruega que seáis lo más respetuosos posibles en vuestros comentarios, ya que aquellos que sean violentos, racistas o deliberadamente ofensivos no son bienvenidos en este blog, por lo que en ningún caso serán publicados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...