sábado, 23 de junio de 2012

CINE MÍTICO: LA TRILOGÍA DEL DÓLAR


La Trilogía del dólar, también conocida como Trilogía del hombre sin nombre, es una serie de tres icónicas películas de la década de los sesenta dirigidas por el insigne director italiano Sergio Leone.

La trilogía fue llevada a cabo en coproducción con varios países europeos y rodada en la árida región de Tabernas, Almería (tal y como en su día ya viéramos por aquí ), así como en las proximidades de Carazo en la Sierra de la Demanda, Burgos.

Cada una de las tres películas obtuvo un inesperado gran éxito, conduciendo al western a su último período cinematográfico, el llamado spaguetti western, género muy cultivado en el cine de los años 70, además de aportar dos nuevos talentos al medio, el compositor Ennio Morricone, amigo desde la infancia del director, y el actor Clint Eastwood, desconocido hasta entonces, al que el director contrata entre un grupo de actores. El personaje creado para Eastwood,  algunas veces conocido como Blondie (Rubio), o Manco, pero, en general, carente de nombre, es el prototipo de antihéroe del spaguetti western. Hombre duro y solitario, sin escrúpulos ni sentimientos y movido únicamente por el dinero. De esta manera Leone crea un icono del cine, de personalidad ruda, pocas palabras, mirada de hielo, e invencible en múltiples duelos. Siempre vestido con un poncho raído y un cigarro en los labios, es capaz de matar a sangre fría, si es necesario por la espalda, para conseguir su objetivo. Es un personaje que se convertirá en estereotipo en múltiples films y que influirá de forma decisiva a directores, actores e incluso a los dibujantes de cómic actuales.


En la trilogía, Leone cuida que las películas generen el mismo ambiente: diálogos breves, además de escenas particularmente largas y musicadas que terminan en un emocionante clímax.

A continuación os dejo unas pequeñas reseñas de cada uno de los tres films, indicando además de su título original en italiano, el que se le dió en España, en Hispanoamérica y en el mercado anglosajón:


Por un puñado de dólares / A fistful of dollars (Per un pugno di dollari, 1964):

Corre el año 1872, un ex sargento del ejército de la Unión durante la Guerra Civil Estadounidense (Clint Eastwood), conocido como Joe, se dirige a San Miguel, un pueblo en la frontera de México y los Estados Unidos, donde reina la confusión y abundan los bandidos y las viudas. En este pueblo, dos familias, los Rojo y los Baxter, se disputan el control del pueblo. Los Rojo son tres hermanos: Ramón (Gian María Volonte), Esteban (Sieghart Rupp) y Benito (Antonio Prieto Puerto) y se dedican al tráfico de alcohol, con sus mercenarios interpretados por actores españoles como Aldo Sambrell o José Canalejas. Mientras que el matrimonio Baxter: Consuelo (Margarita Lozano) y el sheriff John (Wolfgang Lukschy), se dedica a la venta de armas y son custodiados por esbirros interpretados por algunos actores españoles como Antonio Molino Rojo, Frank Braña o Lorenzo Robledo. Durante la película, Joe se dedica a sacar dinero de ambos bandos haciéndoles trabajos a cada uno, sin que el otro bando se entere. Hasta que se enamora de Marisol (Marianne Koch) y los Rojo lo capturan y lo torturan. Pero Joe consigue escapar y se cobija en una mina abandonada donde es cuidado por el enterrador del pueblo (Joseph Egger) y el cantinero "Silvanito" (José Calvo). Y mientras los Rojo buscan desesperados a Joe masacrando el pueblo entero y eliminando a los Baxter, Joe prepara su venganza en la mina, hasta que se recupera y se enfenta cara a cara a los Rojo en una escena memorable.

Como anécdotas curiosas, destacar que Por un puñado de dólares se tituló así a partir de una broma privada del director Sergio Leone, en relación al escaso presupuesto con el que contó para llevarla a cabo. También cabe selañar que la cinta tuvo ciertos problemas legales al plagiar una película anterior de Akira Kurosava titulada Yojimbo (1961).


La muerte tenía un precio / Por unos pocos dólares más / For a few dollars more (Per qualche dollaro in più, 1965):

En los tiempos en que valía más un muerto que un vivo, dos cazadores de recompensas: "El Manco" (Clint Eastwood) y el Coronel Mortimer (Lee Van Cleef), rivales entre sí al principio, acaban por unirse para conseguir una misma presa, "El Indio" (Gian Maria Volonté), un peligroso y sanguinario bandido por el que se ofrece la más alta recompensa conocida.
Cada uno tiene motivos diferentes para dar caza al bandido: Para "El Manco", es su obsesión por conseguir el dinero que ofrecen; y para el Coronel Mortimer, para vengar la violación de su hermana, en la Versión Original (su mujer, en el doblaje al español), a manos de "El Indio", que la llevó al suicidio. También sus estilos son distintos, aunque infalibles: uno rápido, y el otro frío y técnico.

Como veréis, tanto el título original en italiano como su tradución para Hispanoamérica son una obvia alusión directa al título de la anterior.


El bueno, el feo y el malo / El bueno, el malo y el feo / The good, the bad and the ugly (Il buono, il brutto, il cattivo, 1966):

El bueno (Clint Eastwood) alias «Rubio» (Blondie); el malo (Lee Van Cleef), alias «Sentencia» (Sentenza en la versión italiana, Angel eyes en la estadounidense, «Ojos de ángel» en la hispanoamericana); y el feo (Eli Wallach), alias «Tuco» y cuyo nombre completo es Tuco Benedicto Pacífico Juan María Ramírez, son, respectivamente, un cazarrecompensas, un asesino a sueldo que luego deviene en sargento del Norte sin escrúpulos y un ladrón. Los hechos transcurren paralelamente a la Guerra de Secesión Norteamericana.
Después de una descripción y situación de los personajes, así como otros eventos donde el Feo y el Bueno se conocen, el Feo lleva al Bueno a morir al desierto por venganza, y así se cruzan con una diligencia del Ejército del Sur en la cual un soldado moribundo da a conocer la localización de un tesoro en monedas de oro (200.000 dólares enterrados en una tumba) a cambio de agua, pero resulta que muere sin que ninguno de los dos tenga la información completa: al Feo le dijo el nombre del cementerio, «Sad Hill» (‘Loma Triste’), y al Bueno le dijo el de la tumba donde estaba enterrado el tesoro. Así —aunque peleados y cada uno con la mitad del secreto— vuelven a asociarse y emprenden rumbo al cementerio por la esperanza del oro. En el camino suceden varias complicaciones, incluido un encuentro con el Malo, del que logran escapar, y finalmente un duelo en triángulo en el círculo central empedrado del cementerio (sin precedentes hasta entonces en la historia del género) y que culmina entre el frenesí y la delirante música de Ennio Morricone con el tema llamado «El trío».
El tema principal, que se asemeja a los aullidos de un coyote (el cual se mezcla con un aullido real en la primera toma de la cinta), es una melodía de dos notas usada como motivo musical para caracterizar a los tres personajes principales. La melodía es interpretada con diferentes instrumentos para diferenciar a los protagonistas: una flauta para Blondie, una ocarina para Angels eyes y voces humanas para Tuco.


¿Hay alguien que no se emocione con esta alucinante banda sonora?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se ruega que seáis lo más respetuosos posibles en vuestros comentarios, ya que aquellos que sean violentos, racistas o deliberadamente ofensivos no son bienvenidos en este blog, por lo que en ningún caso serán publicados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...